11 maneras asombrosas de proteger sus oídos y su salud auditiva

0
568

Cuidar nuestros oídos es un proceso importante que muchos de nosotros pasamos por alto. A todos nos hemos olvidado de prestarles la atención que necesitan de vez en cuando. Lo creas o no, tus oídos se limpian solos. Eso significa que en realidad no necesita limpiarlos, pero hay algunas cosas que puede hacer para asegurarse de que estén en su mejor estado de salud. Aquí hay 11 maneras de proteger sus oídos y su salud.

¿Está su audición en riesgo? Consejos para proteger sus oídos ¿Está su audición en riesgo?  Consejos para proteger sus oídos


Mira este video en YouTube

Deseche sus bastoncillos de algodón

Es común que las personas usen hisopos de algodón para limpiar la cera de los oídos, pero no es una buena idea para el cuidado de los oídos. Un poco de cera en los oídos es normal y evita que el polvo y otras partículas dañinas entren en el canal. Además, insertar cualquier cosa dentro de los canales auditivos corre el riesgo de dañar órganos sensibles como el tímpano.

Leer más:  Cómo desarrollar la aptitud mental

Si tiene acumulación de cera, puede limpiar alrededor del canal con una toalla húmeda, suavemente. También puede usar una solución para eliminar la cera del oído en el transcurso de algunas noches. Esto ablandará la cera para que eventualmente fluya por sí sola.

Proteja el exterior de su oído

Limpie el oído externo con una toallita o pañuelo. No ponga nada en su oído más pequeño que su codo. No utilice hisopos, horquillas ni objetos puntiagudos para limpiarse los oídos. Estos objetos pueden lesionar el canal auditivo o el tímpano.

Mantenga sus oídos secos

Demasiada humedad puede permitir que las bacterias crezcan y entren en el canal auditivo. Esto puede causar el oído de nadador u otros tipos de infecciones del oído, y eso puede ser peligroso para su audición. Siempre séquese los oídos con una toalla después de bañarse o nadar. Si siente agua en el oído, incline la cabeza y tire ligeramente del lóbulo de la oreja para sacar el agua.

Hágase revisar los oídos con regularidad

Pídale a su médico que agregue exámenes de audición a sus visitas. La pérdida auditiva se desarrolla gradualmente, por lo que es importante vigilarla. De esa manera, será más probable que reconozca los signos de pérdida auditiva y tome medidas tan pronto como lo haga.

Use tapones para los oídos cuando haya ruidos fuertes

Use tapones para los oídos siempre que el ruido sea lo suficientemente fuerte como para causar daños. Discotecas, conciertos, cortadoras de césped, motosierras y cualquier otro ruido que lo obligue a gritar para que la persona a su lado pueda escuchar su voz, todos crean niveles peligrosos de sonido. Los tapones para los oídos son convenientes y fáciles de obtener.

Leer más:  Punción Seca vs Acupuntura: La Principal Diferencia y Beneficios

Baja el volumen

Según la Organización Mundial de la Salud, 1.100 millones de adolescentes y adultos jóvenes en todo el mundo corren el riesgo de perder la audición inducida por el ruido debido al uso inseguro de dispositivos de audio. Si te gusta disfrutar de la música a través de auriculares o audífonos, puedes proteger tus oídos siguiendo la regla del 60/60. La sugerencia es escuchar con audífonos a no más del 60% del volumen por no más de 60 minutos al día.

Muévanse

El ejercicio es muy bueno para los oídos. Los ejercicios cardiovasculares como correr hacen que la sangre bombee a todas las partes del cuerpo, incluidas las orejas. Esto ayuda a que las partes internas de los oídos se mantengan saludables y funcionando a su máximo potencial.

Evite los malos hábitos de oído

Rascarse el canal auditivo por cualquier motivo nunca es una buena idea. Podría dañar sus oídos y potencialmente dañar su salud auditiva más allá de la restauración. Además, rascarse las orejas podría causar una infección de oído y esto puede conducir potencialmente a algunos niveles de pérdida auditiva. Evite colocar objetos afilados como bolígrafos en su oído.

Leer más:  Extraña ciencia corporal que probablemente no sabías

Toma tus vitaminas

Se realizó un estudio que demostró que altas dosis de magnesio junto con las vitaminas A y E pueden ayudar a prevenir la pérdida auditiva neurosensorial repentina [1]. Según otro estudio de la revista de la Sociedad Estadounidense de Nutrición, los carotenoides (como las zanahorias y los albaricoques), la vitamina A y la vitamina E pueden estar asociados con un menor riesgo de pérdida auditiva [2].

Mantenga bajos los niveles de estrés

Los altos niveles de estrés y ansiedad ejercen presión sobre los nervios, el flujo sanguíneo y el calor corporal. Todos estos son desencadenantes del tinnitus (zumbido en los oídos). Así que trata de mantener la calma.

Dale un respiro a tus oídos

¿Trabajas o vives en un ambiente ruidoso? No hay vergüenza en tomar descansos. Si está expuesto a ruidos fuertes durante un período de tiempo prolongado, como cerca de niños ruidosos, en un concierto o en un bar, sus oídos necesitan tiempo para recuperarse. Si puede, salga al aire libre durante cinco minutos para dejarlos descansar.

Si está lidiando con otros problemas de los oídos, como obstrucciones, consulte 11 consejos para destapar sus oídos o si tiene una infección, consulte algunos remedios naturales para sus oídos.