5 Beneficios del Compostaje en Casa

0
49

¿Por qué abono? Según la Agencia de Protección Ambiental, el 24% de los desechos de nuestra nación consiste en materiales orgánicos compostables. Si todos empezáramos a hacer composta en casa, millones de toneladas de desechos orgánicos se desviarían de los vertederos, lo que reduciría la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

El compostaje es una forma natural de reciclar ciertos alimentos y productos de jardín. También es una oportunidad para que las personas ayuden al medio ambiente y enriquezcan el suelo para que crezcan las plantas. ¿Sabía que el compostaje en el hogar durante solo un año puede ahorrar gases de calentamiento global equivalentes a todo el CO2 que produce su hervidor de agua anualmente, o que produce su lavadora en tres meses?

El compostaje convierte los desechos en “oro negro”. El compost es materia orgánica rica en nutrientes que se ha descompuesto en presencia de oxígeno (digestión aeróbica). Este proceso de descomposición se denomina compostaje, iniciando un proceso de ciclo regenerativo y, en última instancia, beneficiando a todo el ciclo de nutrientes. En casa, puede usar compost para su césped, jardín o plantas de interior.

El compostaje puede tener éxito en casi cualquier entorno, desde contenedores interiores en condominios o apartamentos, hasta pilas al aire libre en patios traseros, hasta espacios de oficinas donde el material compostable se recolecta y se lleva a una instalación de compostaje externa.

Beneficios del Compostaje en Casa

1. Reduce los Residuos de los Vertederos

La EPA estima que una cuarta parte de los desechos en nuestros rellenos sanitarios podrían haberse convertido en abono. El compostaje no solo elimina el contenido de nuestros vertederos, sino que utiliza ese contenido. Uno de los beneficios más importantes del compostaje, y el más cercano y querido para nosotros, es la reducción de las emisiones de metano de los vertederos. Este poderoso gas de efecto invernadero ingresa a la atmósfera a medida que los alimentos en los vertederos se descomponen sin el flujo de aire adecuado.

2. Crea suelo rico en nutrientes

El compost devuelve valiosos nutrientes al suelo para ayudar a mantener la calidad y la fertilidad del suelo. Es un fertilizante natural suave de liberación lenta que no quemará las plantas como los fertilizantes químicos. El compostaje aumenta la calidad del suelo al aumentar la cantidad de materiales orgánicos y micronutrientes.

3. Ahorra energía

El compostaje en el hogar reduce la producción de basura, lo que disminuye la cantidad de recolecciones de basura que necesita. Menos viajes al basurero, que transportan volúmenes más pequeños de desechos, significa menos combustibles fósiles quemados por los camiones de basura.

4. Barato

Ser ecológico puede ser costoso. Comprar alimentos locales o tomar la decisión de comprar productos hechos en Estados Unidos puede costar mucho más que sus contrapartes menos amigables con el medio ambiente. El compostaje solo puede requerir la compra de un recipiente para reciclar sus desechos.

5. Le ahorra dinero

No solo salvará el medio ambiente al hacer abono en casa, sino que también mantendrá feliz su billetera. Menos riego significa facturas de agua más bajas. Dejar los fertilizantes químicos significa menos viajes a la tienda de mejoras para el hogar. Y las recolecciones de basura poco frecuentes dan como resultado tarifas reducidas por desechos.


¿Cómo sé qué compostar?

  • Restos de frutas y verduras, ya sean frescas, cocidas, congeladas o completamente enmohecidas.
  • Té (con la bolsa a menos que la bolsa sea de plástico)
  • Café molido (incluidos los filtros de papel)
  • Podas de plantas, hojas y cortes de césped.

Asegúrese de romper los desechos del jardín en pedazos pequeños antes de arrojarlos a un montón de compost y evite las hojas y plantas enfermas, ya que pueden infectar su compost.

¿Cómo hago compost?

  • Coloque los artículos que desea convertir en abono juntos en un contenedor o pila con abundante flujo de aire.
  • Mantenga su abono húmedo y, si huele mal, agregue más hojas, papel marrón o recortes de césped (los “marrones”) para equilibrar los “verdes”: los restos de frutas y verduras que causan el mal olor a medida que se descomponen.
  • Continúe agregando marrones y verdes y, cuando el volumen se vuelva difícil de manejar, comience una nueva pila y deje que la pila vieja termine (rompa para que quede completamente negra y no tenga grandes pedazos de desperdicios de alimentos reconocibles) antes de agregarla a la tierra.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí