Cómo manejar el gaslighting amigos y familiares

0
52

Todos conocemos al menos a una persona con la que no es exactamente un placer estar cerca. Esta persona podría ser un familiar o un amigo que puede dejarte sintiéndote agotado o herido después de estar cerca de ellos. Si siente que alguien lo está manipulando o abusando emocionalmente de usted al tratar de cambiar sus pensamientos o sentimientos. Por ejemplo, cuando alguien trata de hacerte sentir mal por no estar cerca cuando estás ocupado o tienes planes importantes, eso es un comportamiento engañoso.

La dinámica de gaslighting con amigos o familiares puede ser distinta a una relación en particular o puede tener que ver con el carácter de una persona en particular, pero de cualquier manera, crea un dilema, especialmente si esa persona es alguien con quien tienes que pasar tiempo. Afortunadamente, a veces es posible hacer que estas relaciones funcionen sin sacrificar su salud o bienestar al servicio de los suyos.

1. No te sientas culpable

Comprende que no hay vergüenza en disfrutar de la compañía de todas las personas que conoces o con las que estás relacionado. La idea de que nos deben gustar todos los miembros de nuestro círculo o con quienes estamos relacionados crea abuso psicológico porque las personas a menudo se sienten mal por no querer a su familia o amigos cercanos cuando, de hecho, algunas personas, parientes o no, tienen características y comportamientos que son a menudo desagradables.

Comprenda que algunas personas son tóxicas y, con el tiempo, crean circunstancias que hacen que el ‘contacto cero’ sea el único camino psicológicamente seguro.

Otros pueden ser complejos y desafiantes pero son manejables siempre que las comunicaciones sean breves y bien manejadas con límites firmes.

Sin embargo, en general, cuando se trata de manejar el gaslighting sin poner en peligro su propia salud mental, es importante prepararse para la interacción de manera similar a como lo haría con cualquier situación tóxica: establezca expectativas realistas, restrinja el contacto y desintoxíquese después.

2. Prepárate para la interacción

Es importante tener algunas prácticas de cuidado personal listas para ayudarlo a prepararse para una visita. No puede verter de una taza vacía hasta que haya satisfecho al menos algunas de sus propias necesidades primero, no tendrá nada que dar. Antes de pasar tiempo con personas gaseosas, haga algo que disfrute para ayudar a elevar sus niveles de energía.

  • Pasa tiempo con personas que realmente te apoyen.
  • Trate de planificar algo para cuidarse después, como la meditación o el yoga.
  • La clave es asumir la plena responsabilidad de su bienestar antes y después.

3. Establecer límites

También es importante establecer límites alrededor de cualquier persona que gaslighting. Mantener las interacciones cortas puede ayudar. Tener una parada dura durante las interacciones o establecer un horario es una buena idea. Puede planear realizar actividades de cuidado personal que limiten la oportunidad de gaslighting. Invítelos a clases de yoga o talleres de autocuidado.

También establezca un límite sobre cómo la persona puede hablar con usted.

Por ejemplo, podrías decir: ‘Te amo y quiero decirte algo muy importante. Me siento herido cuando me hablas de esa manera. Quiero pasar tiempo contigo, pero tus comentarios negativos me dejan muy triste y herida. Voy a tener que limitar mis visitas contigo a menos que las cosas cambien.

Ejercer cierta moderación y no “morder el anzuelo” al permitir cualquier espiral de negatividad también puede ser una estrategia útil para sentirse menos afectado por el gaslighting.


Dicho esto, siempre es importante priorizar su salud mental y su bienestar en general. Ninguna relación vale la pena sacrificar su sentido de autoestima, respeto por sí mismo y bienestar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí