5 maneras de mantenerse en forma después de una lesión cerebral

0
572

cerebro

El cerebro es uno de los órganos mejor protegidos del cuerpo humano, pero esto no significa que esté 100 % a salvo de lesiones. Ya sea que te veas involucrado en un accidente automovilístico, te resbales y te caigas en el baño o practiques un deporte de contacto, siempre existe la posibilidad de sufrir una lesión cerebral si el cráneo absorbe una gran cantidad de fuerza (de un golpe).

La buena noticia es que el cerebro puede sanar. En primer lugar, es imprescindible obtener primeros auxilios para conmociones cerebrales u otras formas de traumatismo craneal. Sin embargo, según el nivel de daño y el tipo de lesión, necesitará mucho descanso y posiblemente algo de rehabilitación de lesiones cerebrales. Algunas personas incluso tienen que volver a aprender cosas que damos por sentadas, como hablar o caminar.

Pero, además de asegurarse de trabajar con un especialista en cerebro confiable, también hay algunas otras cosas que puede hacer para acelerar la recuperación.

1. Comprenda qué área de su cerebro se lesionó y cómo eso puede afectar sus movimientos físicos

Diferentes partes del cerebro son responsables de diferentes funciones como hablar, pensar, controlar órganos vitales, regular la producción de hormonas, etc. Es por esto que las lesiones cerebrales que requieren cirugía no siempre se enmarcan en las mismas especialidades quirúrgicas y pueden requerir la atención de varios especialistas.

Leer más:  ¿Inspirado en el maratón de Londres? 8 consejos para empezar a correr

Por ejemplo, si su lesión se encuentra en la parte posterior de la cabeza, su cerebelo puede ser el que soporte las consecuencias. Esta formación cerebral es bastante pequeña (alrededor del 10% del volumen del cerebro), pero contiene muchas neuronas, ya que es responsable de varias tareas físicas como el movimiento, el equilibrio, la postura y la coordinación. Si esta área se lesiona, es posible que tenga problemas para mantener el equilibrio o mover las extremidades de manera coordinada.

Por otro lado, si su lesión está ubicada en la parte frontal de la cabeza (la frente o la parte superior de la cabeza), puede lesionarse los lóbulos frontal y parietal. Estas dos formaciones cerebrales están a cargo de las funciones cognitivas, la memoria a corto plazo y el procesamiento de la información sensorial (entre otras). Por lo tanto, una lesión en esta área puede afectar su capacidad para pensar, planificar o sentir los cambios de temperatura, el gusto o el tacto.

2. Tenga un horario de sueño saludable

El sueño juega un papel importante cuando se trata de la salud del cerebro. Cuando dormimos, el cerebro trabaja duro para fortalecer las vías neuronales existentes y construir otras nuevas basadas en nuestro comportamiento durante el día.

Además, la parte del cerebro responsable de aprender y crear nuevos recuerdos necesita dormir para mejorar. También hay algunos estudios recientes que muestran que el cerebro está realizando algunos procesos intensivos de limpieza mientras dormimos. Esta puede ser una de las razones por las que nos despertamos renovados después de una siesta o de una buena noche de sueño.

Leer más:  6 tratamientos médicos que pueden afectar negativamente sus objetivos de acondicionamiento físico

3. Reanude su vida en pequeños pasos

Si su médico le da la aprobación para volver a sus actividades regulares, antes de la lesión, también le indicará que lo tome con calma. ¡Y deberías escucharlos!

El cerebro es donde comienzan y se desarrollan todas tus acciones, por lo que no querrás volver a ponerlo en acción después de un par de semanas de holgazanear. Siga las indicaciones del médico y vuelva a sumergirse en la vida normal paso a paso.

4. Tenga una dieta saludable con énfasis en el poder del cerebro

Si bien la mayoría de los alimentos que consumimos vienen con nutrientes que son útiles para el cerebro y el cuerpo, también hay alimentos que pueden aumentar el nivel de condición física de su cerebro, como los arándanos o los ácidos grasos Omega3.

Además, las frutas que contienen altas cantidades de vitamina C (kiwi, tomates, naranjas o fresas) ayudan a fortalecer las células cerebrales y las protegen contra diversos factores dañinos. Incluso hay estudios que muestran que la vitamina C, en niveles saludables, puede ayudar a prevenir el Alzheimer, que es un deterioro cognitivo relacionado con la edad.

Además, las verduras de hoja verde como la col rizada, el brócoli o las espinacas contienen altas cantidades de vitamina K (entre otros nutrientes beneficiosos). Se sabe que la vitamina K ayuda a reducir el estrés oxidativo y tiene beneficios antiinflamatorios. Además, ayuda a respaldar la estructura de las células cerebrales al proporcionar el apoyo necesario para una clase especial de lípidos ampliamente presentes en el cerebro.

Leer más:  Yoga, pilates, barra: ¿cuál es el mejor ejercicio para tu signo zodiacal?

Por último, una dieta saludable debe excluir alimentos e ingredientes que puedan desequilibrar su sistema. Una dieta basada principalmente en alimentos refinados, grasas saturadas, alimentos azucarados, refrescos y otros de la misma categoría puede conducir a diversas condiciones de salud e incluso puede crear un desequilibrio químico en su cerebro que puede aumentar su riesgo de depresión.

En general, es mejor tener una dieta variada con un enfoque en alimentos saludables que aporten nutrientes y vitaminas al torrente sanguíneo. Cuando su cuerpo tiene todos los componentes básicos que necesita para crear tejido nuevo y saludable, el proceso de recuperación es más fácil y rápido.

5. Manténgase en contacto con su médico

El cerebro es un órgano sensible y la curación completa puede llevar mucho tiempo. Por eso es importante seguir viendo a su médico incluso después de que haya recibido autorización para regresar al trabajo. Además, si decide aplicar algún consejo adicional para acelerar su recuperación (incluidos los consejos mencionados aquí), asegúrese de hablar primero de la situación con su proveedor de atención médica.

Cada lesión es diferente y cada individuo reacciona de manera diferente a diversos estímulos. Por lo tanto, para evitar hacer algo que agrave la situación, consulte primero con su médico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí