6 maneras en las que puedes relajarte cuando el estrés se vuelve abrumador

0
375

Todos tenemos diferentes formas de lidiar con el estrés. Algunas personas salen a correr, mientras que a otras les gusta acurrucarse con un buen libro.

Pero, ¿qué haces cuando el estrés comienza a ser abrumador? Hay momentos en los que el estrés puede apoderarse de su vida, dificultando la concentración, el sueño o incluso el disfrute de las cosas que normalmente hace. Esto puede ser debilitante y dejarte sintiéndote miserable.

El estrés no tiene por qué consumirlo todo. Hay maneras de relajarse incluso cuando el estrés se vuelve abrumador.

Aquí hay seis maneras en que puede relajarse cuando el estrés se vuelve abrumador.

Participar en actividades relajantes

Todos deberían darse un merecido descanso y hacer algo que los ayude a relajarse. Hay muchas actividades relajantes que puede elegir hacer: a algunas personas les gusta leer, escribir o disfrutar de una buena comida.

También hay actividades diseñadas específicamente para ayudarlo a relajarse. Por ejemplo, ir a un spa es una actividad popular que puede ayudarte a desestresarte y relajarte. Otra actividad popular es recibir un masaje. Diferentes masajes ofrecen varios beneficios para ayudarlo a relajarse. Por ejemplo, algunos beneficios del masaje sueco incluyen la liberación de hormonas felices como la serotonina y la dopamina.

Escriba sus factores estresantes

Es importante dar un paso atrás y enumerar los factores estresantes. No tiene que enumerarlos en ningún orden en particular, pero a algunas personas les gusta enumerarlos de acuerdo con lo que les da más o menos estrés. Una vez que se compila esa lista, ver los factores estresantes frente a usted puede hacer que parezcan más manejables.

Leer más:  Las mejores selecciones: los mejores productos para untar de aceite de oliva que puede comprar en el Reino Unido

A partir de ahí, puede identificar soluciones de acción que pueden ayudar a reducir estas preocupaciones. Es posible que se dé cuenta de que algunos de estos factores estresantes son más fáciles de solucionar de lo que hubiera imaginado. Otros pueden ser más difíciles, pero a partir de ahí, puedes formar un plan de ataque para abordarlos uno a la vez.

Concéntrate en tu respiración

Su respiración puede ser una herramienta poderosa para la relajación. Los estudios han demostrado que concentrarse en la respiración puede reducir el estrés y la ansiedad y brindarle más control sobre su cuerpo cuando se enfrenta a emociones difíciles.

Cuando se sienta abrumado, inhale y exhale lenta y profundamente por la nariz. Contar también puede ayudar aquí: cuente hasta cuatro mientras inhala, contenga la respiración mientras cuenta hasta cuatro y luego cuente hasta cuatro mientras exhala. Esto ayudará a ralentizar la respiración y a mantenerla más uniforme, lo que puede ser relajante. Cuando se hace con la suficiente frecuencia, esta práctica puede convertirse en una habilidad invaluable que ayuda a manejar pensamientos y emociones abrumadoras con gracia y facilidad.

Leer más:  Señales de advertencia de suicidio y formas de obtener ayuda

Hacer ejercicio regularmente

El ejercicio puede traer muchos beneficios físicos, pero también es esencial para la salud mental. Tomarse unos minutos de su día para hacer una pequeña rutina de ejercicios, como caminar alrededor de la cuadra, puede ser muy beneficioso para el bienestar general.

El ejercicio libera endorfinas que lo ayudan a sentirse bien y pueden brindarle una sensación inmediata de logro, por lo que no importa cuán pequeña sea la tarea, es útil para su bienestar general. Si bien los entrenamientos intensos pueden ser excelentes para ponerse en forma rápidamente, las sesiones regulares de ejercicio de baja intensidad, como las caminatas, pueden resultar útiles para mantenerse en forma a largo plazo.

Habla con alguien

Tener a alguien con quien hablar puede ser una de las cosas más beneficiosas y reconfortantes cuando los tiempos se vuelven difíciles. Acercarse y hablar con alguien, ya sea un amigo, un familiar o un terapeuta, puede aliviar el estrés y ayudarlo a sentirse apoyado.

Puede ser un desafío dar este paso, especialmente si se siente abrumado o asustado. Sin embargo, debe reconocer el daño que resulta de mantener el estrés reprimido dentro de usted. Además, es importante recordar que otras personas quieren ayudarte y que te sientas bien.

Dormir lo suficiente

La mayoría de nosotros entendemos la importancia de una buena noche de sueño, sin embargo, muchos de nosotros todavía luchamos con la inconsistencia en nuestros hábitos de sueño. El estrés puede ser un factor muy real que dificulte conciliar el sueño, pero no deje que eso le impida intentarlo. Dormir lo suficiente cada noche tiene beneficios de gran alcance, como la reducción del estrés, una mejor concentración y un sistema inmunológico más saludable.

Leer más:  6 consejos para apoyar la salud y el estilo de vida de sus seres queridos mayores

Trate de dormir al menos siete horas cada noche y cree una rutina constante. Tener una rutina ayudará a tu cuerpo a hacer la transición a su ciclo natural de sueño, lo que resultará en un sueño más reparador. Si siente que su estrés está interrumpiendo su sueño, pruebe algunas técnicas de relajación antes de acostarse para ayudar a calmar la mente y el cuerpo.

Conclusión

Todo el mundo experimenta estrés a veces, pero es importante aprender a manejarlo antes de que se salga de control. Con estos consejos, puede comenzar a tomar el control de su estrés y aprender a sobrellevarlo de manera saludable.

Recuerda siempre ser amable contigo mismo. Incluso si sus factores estresantes no desaparecen de inmediato, aún puede trabajar para desarrollar la resiliencia y encontrar formas de sobrellevar la situación. Todos tienen su propia forma de lidiar con sus preocupaciones y ansiedades, así que encuentre lo que funciona mejor.