6 tratamientos médicos que pueden afectar negativamente sus objetivos de acondicionamiento físico

0
532

No es ningún secreto que los procedimientos médicos pueden influir fuertemente en sus objetivos de salud y bienestar a largo plazo. Pero mientras que algunos tratamientos pueden ser beneficiosos, otros pueden obstaculizar su progreso al causar efectos secundarios o interferir con los planes de ejercicio y nutrición. Obtener los resultados deseados puede ser sencillo con un conocimiento adecuado de estos posibles riesgos. Aquí hay seis procedimientos médicos que pueden afectar sus objetivos de acondicionamiento físico a la luz de lo anterior.

farmacia

  1. Bloqueadores de DHT

Los bloqueadores de DHT (dihidrotestosterona) son fundamentales para disminuir los efectos de la hormona masculina DHT. Además de su Uso previsto, este medicamento probablemente afectará sus planes de acondicionamiento físico. Con frecuencia es clave para el tratamiento de la calvicie o el agrandamiento de la próstata. Los bloqueadores de DHT pueden afectar la producción de testosterona, reducir la masa muscular y aumentar el peso corporal.

Como resultado, estos problemas pueden hacer que seguir un régimen de ejercicios o una estrategia de dieta sea un desafío. Hay fuentes confiables hoy en día, con información detallada sobre los efectos secundarios de DHT en línea. A medida que aprende más, lo que tiene un impacto más significativo se vuelve más evidente. Esto puede ayudarlo a tomar decisiones sobre futuras compras de medicamentos.

  1. Pastillas para dormir de acción prolongada

Es fácil decir que el sueño es un factor crítico para estar en forma. ¿Pero es verdad? Con un sueño adecuado, es más fácil pasar el día siguiente, ir al gimnasio y seguir una dieta saludable. Sin embargo, las pastillas para dormir de acción prolongada siempre harán que el sueño adecuado sea aún más problemático. Estos productos farmacéuticos crean desequilibrios en el ritmo circadiano natural de su cuerpo. A su vez, interrumpe los niveles de energía y el metabolismo, lo que te hace experimentar problemas con objetivos de fitness.

Leer más:  Entrenamiento para mujeres: 7 razones por las que las mujeres deberían comer y entrenar de manera diferente a los hombres

Durante el día, los efectos de la píldora pueden persistir. Esto hace que sea difícil mantenerse alerta y concentrado. Es cierto que los bajos niveles de energía pueden hacer que se salte comidas o entrenamientos, lo que puede interponerse entre usted y sus objetivos de acondicionamiento físico.

Aun así, cuando se toma el medicamento de acuerdo con las instrucciones del médico y junto con buenas prácticas de higiene del sueño, es posible descansar lo suficiente. ¿Qué sucede si tiene problemas de salud subyacentes? En este caso, discuta sus objetivos de acondicionamiento físico con su médico para que puedan ayudarlo a manejar cualquier riesgo potencial.

  1. Antidepresivos o medicamentos contra la ansiedad

Estos medicamentos a menudo salvan la vida de quienes sufren de depresión y ansiedad. Sin embargo, estos medicamentos también pueden tener un impacto negativo en sus objetivos de acondicionamiento físico. Por ejemplo, algunos de estos medicamentos corren el riesgo de provocar un aumento de peso o una ralentización metabólica, lo que dificulta Mantener un peso saludable.

Lograr sus objetivos de acondicionamiento físico parece difícil de lograr si experimenta efectos secundarios adicionales como fatiga, mareos o pérdida de concentración, que pueden interferir con sus rutinas de ejercicio. Trabaje en estrecha colaboración con su médico para discutir cualquier riesgo potencial.

Leer más:  Nutricionista explica por qué la guapísima Amal Clooney disfruta de las algas como parte de su ritual matutino

Para obtener el máximo beneficio, también es crucial priorizar el ejercicio regular como parte de su plan de tratamiento general. El ejercicio regular puede ayudar a reducir los riesgos para que los efectos de estos medicamentos no interfieran demasiado drásticamente con los planes de uno. De esta manera, puede controlar los efectos secundarios de los medicamentos y seguir recibiendo los beneficios psicológicos y físicos del ejercicio.

  1. Analgésico

Es evidente que los analgésicos son útiles cuando alguien se enfrenta a un dolor crónico o una lesión. Pero por muy beneficiosos que estos medicamentos puedan ser para el control del dolor, también pueden influir en sus objetivos de acondicionamiento físico. Las drogas pueden causarle somnolencia, lo que puede ser muy desmotivador. Si no tiene cuidado, le resultará difícil continuar con el ejercicio y la dieta. Además de esto, algunos opioides conllevan el riesgo de adicción, lo que puede dificultar la eliminación de los malos hábitos.

Siempre puede hablar con su médico si planea usar analgésicos para controlar el dolor crónico. Con esto, se vuelve fácil desarrollar una estrategia de tratamiento que se ocupe de sus requisitos físicos mientras tiene en cuenta sus objetivos de acondicionamiento físico.

  1. Quimioterapia

Es crucial que los pacientes con cáncer que se someten a quimioterapia comprendan cómo este tratamiento puede afectar sus objetivos de acondicionamiento físico. Los desequilibrios hormonales, la fatiga, las náuseas y otros efectos secundarios físicos y psicológicos de la quimioterapia pueden dificultar el mantenimiento de una rutina regular de ejercicios o una dieta saludable.

Leer más:  Correr Descalzo: Pros, Contras y Consejos para una Experiencia Transformadora

Además, los medicamentos de quimioterapia deterioran la inmunidad y, por lo tanto, lo dejan más propenso a las infecciones. Por lo tanto, incluso si puede permanecer comprometido con su ruta de acondicionamiento físico, es posible que su cuerpo necesite más tiempo para manejar el ejercicio intenso o recuperarse rápidamente suficiente.

Su médico puede ser una rica fuente de información sobre cómo la quimioterapia afectará su capacidad para cumplir con los regímenes dietéticos y de ejercicio. Además, pueden ayudarlo a desarrollar una estrategia de tratamiento que tenga en cuenta los posibles riesgos y le permita lograr sus objetivos físicos.

  1. Uso de corticosteroides

El asma, el lupus y la artritis son solo algunas de las afecciones inflamatorias que pueden tratar los corticosteroides. Los corticosteroides se pueden ingerir o inyectar directamente en las áreas afectadas para ayudar a reducir la inflamación.

Sin embargo, incluso si es posible usar estos tratamientos para reducir la inflamación y el dolor, también conllevan el riesgo de contribuir al aumento de peso y la pérdida de masa muscular. Sobre todo, algunos corticosteroides están estrechamente relacionados con la fatiga y los cambios de humor.

Es fundamental comprender cómo los procedimientos médicos pueden afectar sus objetivos de acondicionamiento físico. Para el mejor manejo de su salud y la búsqueda de metas físicas, hable con su médico sobre cualquier riesgo potencial asociado con los medicamentos que está tomando.