Cómo respirar mejor y aumentar el oxígeno en el cuerpo

0
337

Puedes pasar semanas sin comida y días sin agua. Pero no durará ni unos minutos sin respirar. Aun así, tendemos a olvidar lo importante que es el aire. Es importante saber respirar mejor y aumentar el oxígeno en el cuerpo. Las infecciones respiratorias invernales, los problemas de sinusitis, las alergias, la contaminación, el asma e incluso el estrés y la tensión pueden dificultar la respiración. Si su respiración es algo menos que profunda y completa, pruebe estos siete consejos para respirar mejor y aumentar el oxígeno en el cuerpo.

1. Hidratar y humedecer. El aire frío y la calefacción interior pueden secar los tejidos respiratorios delicados, lo que exacerba las enfermedades respiratorias y el asma, y ​​aumenta el riesgo de infecciones de los senos paranasales o del tracto respiratorio superior. En los meses de invierno, o si vive en un clima seco, use un humidificador: el aire cálido y húmedo ayuda a eliminar el exceso de mucosidad de los pulmones y los senos paranasales y disminuye la irritación de las vías respiratorias.

Los vaporizadores de vapor son económicos y fáciles de mantener y se pueden usar con aceites esenciales. Simplemente agregue unas gotas de aceite esencial de eucalipto, menta, pino o abeto a la taza de medicina en el atomizador e infunda su dormitorio u oficina con aromas curativos. Para evitar el crecimiento de bacterias y moho, asegúrese de limpiar su humidificador correctamente: use partes iguales de agua tibia y vinagre, y frote los residuos con un cepillo suave, y tenga cuidado de no humedecer demasiado, lo que puede provocar el crecimiento de moho. .

Manténgase bien hidratado para mantener húmedo el tracto respiratorio. Si está harto de tragar agua, intente añadirle jugo, rodajas de limón o pepino, o bebidas en polvo o tabletas enriquecidas con electrolitos.

2. Enjuáguelo. La irrigación nasal, un tratamiento ayurvédico tradicional, se ha utilizado durante miles de años para tratar la congestión y los problemas de los senos nasales al eliminar la mucosidad y los desechos de las cavidades nasales. Puede encontrar una variedad de dispositivos de irrigación nasal en tiendas de productos naturales o farmacias.

Leer más:  3 puntos de presión para eliminar la hinchazón y estimular la digestión

Pruebe con una olla neti, una pequeña olla de cerámica especialmente diseñada para irrigar los senos paranasales o una botella exprimible. Llene cualquiera de ellos con 1 pinta de agua destilada tibia mezclada con 1 cucharadita de sal marina. Consulte las pautas del departamento de salud en su área; el agua del grifo puede contener niveles bajos de bacterias y protozoos que pueden permanecer vivos en las fosas nasales y causar infecciones potencialmente graves en algunas personas.

Durante el día, mantenga las cavidades nasales despejadas con aerosoles diseñados para humectar y calmar los senos paranasales. Busque fórmulas hechas con xilitol, un alcohol de azúcar derivado de frutas y verduras que ha demostrado reducir el riesgo de infecciones de los senos paranasales.

3. Usa hierbas curativas. Una variedad de hierbas y suplementos pueden aliviar la congestión, combatir las alergias, combatir las infecciones respiratorias y ayudarlo a respirar mejor. Butterbur, un arbusto que crece en Europa y América del Norte, se ha utilizado durante cientos de años en la medicina tradicional para tratar la tos, el asma y las dificultades respiratorias, y se ha demostrado en estudios que alivia la rinitis alérgica y otros problemas respiratorios. Busque tinturas y cápsulas estandarizadas para petasina e isopetasina, y elija una fórmula certificada y etiquetada como “libre de PA”, lo que significa que no contiene alcaloides de pirrolizidina (PA) que dañan el hígado.

Además, hongos medicinales, puede ayudar a promover una función respiratoria y pulmonar saludable. Y el eucalipto contiene mirtol y cineol, compuestos que han demostrado tratar la sinusitis y la bronquitis; búsquelo en fórmulas combinadas con otras hierbas respiratorias como grindelia, dong quai, escutelaria, gordolobo, jengibre, menta y corteza de cerezo silvestre.

O prepare su propia bebida para respirar con facilidad: combine fenogreco, hisopo, enebro y regaliz, y beba como un té relajante.

4. Muévase. El ejercicio puede no sonar atractivo cuando siente que le cuesta respirar, pero mover su cuerpo puede mejorar la función y capacidad pulmonar y eliminar la congestión. Comience poco a poco: camine suavemente o ande en bicicleta. Un entrenador elíptico o una máquina de pasos es una excelente manera de hacer ejercicio adentro cuando el clima frío puede exacerbar sus síntomas. Ábrete camino hacia ejercicios más vigorosos, como esquiar, racquetball, trotar o bailar. Ejercicio aerobico aumenta la frecuencia respiratoria y trabaja el corazón y los pulmones, mejorando su resistencia y ayudando al cuerpo a usar el oxígeno de manera más eficiente, lo que, con el tiempo, mejora la respiración. Correr y otros ejercicios aeróbicos también mejoran el tono del diafragma y los músculos intercostales, lo que mejora la respiración. Si tiene dificultad para respirar debido a un virus, espere hasta que esté bien antes de hacer ejercicio.

Leer más:  Las 5 mejores razones por las que hacer rebotes es un buen ejercicio cardiovascular

5. Comer para respirar. Se ha demostrado que una dieta mediterránea, rica en frutas, verduras, legumbres, cereales integrales, frutos secos y semillas, con cantidades moderadas de productos lácteos, pescado y aves, protege contra las enfermedades respiratorias alérgicas, y se ha demostrado que las dietas ricas en frutas y verduras demostrado que reduce los síntomas del asma. Otros alimentos que mejoran la salud respiratoria:

  • ÁCIDOS GRASOS OMEGA-3 en el pescado, las nueces, el lino y el cáñamo se asocian con una mejor función pulmonar y una disminución de los síntomas del asma.
  • MANZANAS, CEBOLLAS, CÍTRICOSY tienen un alto contenido de quercetina, un antioxidante que reduce la inflamación y ayuda a prevenir problemas de sinusitis.
  • TOMATES contienen licopeno, un antioxidante que ayuda a reducir los síntomas del asma y mejora la función pulmonar.
  • PIMIENTA DE CAYENA, AJO, CEBOLLA, JENGIBREy RÁBANO PICANTE deshaga la congestión, diluya la mucosidad y elimine el exceso de mucosidad.

6. Toma tus vitaminas. Un puñado de vitaminas comunes son fundamentales para prevenir infecciones respiratorias, reducir el riesgo de alergias y asma y mejorar la función pulmonar. Algunos de los mejores:

  • VITAMINA E es importante para la inmunidad y se ha demostrado que reduce la inflamación alérgica de las vías respiratorias y mejora la función pulmonar. En el Estudio de Salud de la Mujer de 38,597 mujeres, el riesgo de desarrollar enfermedad pulmonar crónica se redujo en un 10 por ciento en mujeres que usaban suplementos de vitamina E.
  • VITAMINA C, un poderoso antioxidante, se ha relacionado con la prevención del asma; los estudios también muestran que el aumento de la vitamina C puede reducir las sibilancias, mejorar la función pulmonar y proteger contra la bronquitis y la sinusitis.
  • FLAVONOIDES, un grupo de antioxidantes que se encuentra en muchas frutas, verduras, cafés y tés, tiene propiedades antiinflamatorias y puede reducir la prevalencia y la gravedad del asma y las alergias. Pycnogenol, un suplemento que contiene una mezcla de flavonoides, puede ser especialmente eficaz y se ha demostrado que aumenta la función pulmonar y mejora la respiración.
  • VITAMINA D protege contra las infecciones respiratorias y la sinusitis, y se ha demostrado que los niveles bajos de vitamina D afectan la función pulmonar normal y exacerban los síntomas del asma.
Leer más:  Punción seca: un nuevo tratamiento natural para el dolor

7. Practica ejercicios de respiración. Una de las formas más fáciles y rápidas de respirar mejor es… respirar mejor reentrenando su cuerpo para que respire de una manera que aumente la capacidad pulmonar y mejore la función respiratoria.

Prueba este sencillo ejercicio: Acuéstese en una posición cómoda y coloque las manos sobre la parte superior e inferior del abdomen. Luego, inhale lentamente por la nariz mientras cuenta hasta cinco, dejando que su barriga se eleve y se expanda por completo mientras inhala. Exhala lentamente, dejando que tu vientre se desinfle y liberando todo el aire. Haga esto durante al menos 10 rondas completas de inhalación y exhalación, trabajando gradualmente hasta llegar a los 5 minutos, mañana y noche. Si bien lo mejor es acostarse, también puede practicar esta técnica en su escritorio o incluso haciendo cola en la tienda de comestibles. La idea es convertirlo en un hábito, para que respire mejor durante todo el día.