Guía rápida y fácil para el cuidado de la piel DIY

0
322

Incluimos productos que consideramos útiles.

Es en tu cocina donde encontrarás algunos de los mejores y más seguros ingredientes nutritivos para la piel que la Madre Naturaleza tiene para ofrecer. Ciertas frutas, verduras y otros alimentos integrales son ideales para hacer tus propias cremas naturales, lociones y exfoliantes corporales.

Hacer tus propios productos para la piel no solo es una excelente manera de ahorrar dinero, sino que también estarás cuidando tu salud. La mayoría de los productos para el cuidado de la piel en el mercado actual contienen desafortunadamente una mezcla de productos químicos, e incluso compuestos carcinogénicos, que pueden afectar tu salud y la integridad de tu piel.

Considerando que el 60% de lo que pones en tu piel termina en tu torrente sanguíneo, no deberías conformarte con menos que el uso de ingredientes 100% naturales en tu piel. Deberías adoptar el lema: “Si no es lo suficientemente bueno para comer, no es lo suficientemente bueno para poner en mi piel”.

A tu piel le encantarán nuestras recetas para el cuidado de la piel, que definitivamente son lo suficientemente buenas para comer.

Ingredientes que aman la piel de tus armarios de cocina

Aceite de oliva

El aceite de oliva ha sido reconocido durante mucho tiempo por sus beneficios para la salud y la belleza. De hecho, Cleopatra lo usaba como parte de su régimen de belleza regular.

El aceite de oliva es una fuente particularmente rica de ácidos grasos monoinsaturados, lo que lo hace muy hidratante y nutritivo cuando se aplica tópicamente. El aceite de oliva puede ayudar a restaurar el pH natural de la piel y se recomienda para personas con piel seca.

El aceite de oliva extra virgen prensado en frío es rico en potentes antioxidantes y vitamina E, que ayuda a proteger la piel del daño oxidativo y del envejecimiento prematuro de la piel. También ayuda a mejorar la capacidad de reparación y renovación de la piel. Se ha demostrado que aplicar aceite de oliva en la piel después de la exposición a los rayos UV ayuda a reducir el riesgo de cánceres de piel, debido a sus efectos antioxidantes que disminuyen el daño del ADN por los radicales libres.

Leer más:  ¿Cómo abrir los poros de la cara para sacar los puntos negro?

Aceite de coco

El aceite de coco es un hidratante fabuloso tanto para la cara como para el cuerpo y se absorbe fácilmente en la piel. Es particularmente nutritivo para la piel seca. Estudios han demostrado que el aceite de coco aplicado tópicamente puede mejorar la humedad y el contenido de lípidos de la piel seca.

Este aceite nutritivo también ayuda a equilibrar el pH delicado de la piel, ayudando a restaurar la capa protectora de ácido de la piel, que suele eliminarse mediante un lavado constante.

El aceite de coco es rico en vitamina E, lo que ayuda a promover una piel saludable al garantizar el funcionamiento adecuado de las glándulas sebáceas. Este aceite calmante también tiene propiedades antiinflamatorias. El mejor aceite de coco es el orgánico prensado en frío y sin refinar.

Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana (VSM) como tónico puede ayudar a mejorar tu complexión en general al equilibrar y restaurar el pH natural de tu piel.

El VSM es rico en ácido alfa-hidroxi, lo que ayuda a promover una piel saludable al combatir infecciones bacterianas y disolver las células muertas de la piel; esto a su vez ayuda a prevenir los poros obstruidos y minimiza el tamaño de los poros.

El VSM es excelente para cualquier tipo de piel, especialmente para piel grasa y propensa al acné, debido a sus propiedades antibacterianas.

Asegúrate de comprar un VSM orgánico, crudo y sin filtrar, preferiblemente con la “madre”, una formación similar a una telaraña compuesta por enzimas, proteínas y bacterias beneficiosas.

Miel cruda

La miel cruda ha sido conocida durante mucho tiempo por sus propiedades curativas y antimicrobianas.

La miel cruda es un limpiador natural y efectivo, dejando la piel suave y flexible. Es mucho más suave que el jabón y no eliminará los aceites beneficiosos de la piel. La miel tiene un pH ácido natural de 4.5, que está cerca del pH de la piel. Usar miel tópicamente ayudará a mantener y restaurar el delicado equilibrio del pH de la piel.

La miel cruda es muy calmante e hidratante, y se recomienda para todos los tipos de piel, incluida la piel sensible. La miel cruda es buena para la piel propensa al acné debido a sus propiedades antiinflamatorias y antibacterianas.

A tu piel le van a encantar estas deliciosas recetas para el cuidado de la piel. Son definitivamente lo suficientemente buenas para comer.

Palta

Este hermoso y cremoso fruto beneficia la salud de tu piel no solo cuando lo consumes, sino también cuando lo aplicas en tu piel. La pulpa machacada hace una mascarilla facial rápida y altamente nutritiva, mientras que el aceite de palta se puede agregar a cremas y aceites corporales.

Leer más:  Ajo Negro y sus Beneficios para la Piel y el Cabello

Las paltas están repletas de nutrientes que aman la piel, incluidas muchas grasas mono y poliinsaturadas que son importantes para hidratar la piel y protegerla contra el daño solar y la inflamación. Estas grasas beneficiosas penetran en la piel, dejándola suave y radiante. La palta es beneficiosa para todos los tipos de piel; sin embargo, el aceite se recomienda para piel muy seca y envejecida debido a sus propiedades súper hid

ratantes.

Las paltas proporcionan niveles altos de betacaroteno y vitaminas C y E, que son antioxidantes súper que ayudan a mejorar la salud de la piel al proteger las células de la piel de los radicales libres dañinos que causan arrugas y envejecimiento de la piel.

Granos de café

Los granos de café, especialmente los granos de café Arábica sin tostar, han demostrado brindar numerosos beneficios para la piel cuando se aplican tópicamente. Pueden aumentar significativamente la producción de colágeno y elastina y proteger contra la pérdida de humedad, mejorando la humedad, la resistencia y la elasticidad de la piel.

Los granos de café tienen un efecto antienvejecimiento debido a sus altos niveles de nutrientes antioxidantes y antiinflamatorios, como los ácidos grasos esenciales, esteroles y vitamina E.

Los investigadores han descubierto que los compuestos presentes en los granos de café pueden rejuvenecer la piel envejecida, ayudando a mejorar la apariencia de las arrugas y el tono de la piel y la rojez.

La cafeína en los granos de café también ayuda a aliviar la hinchazón y la rojez y puede mejorar el tono capilar.

Los granos de café molidos son un exfoliante maravilloso para pulir la superficie de la piel y eliminar las células muertas, dejando la piel suave y radiante.

Cacao crudo

El cacao es chocolate en su forma cruda y no procesada. Aplicar cacao crudo tópicamente puede ayudar a proporcionar antioxidantes, especialmente flavonoides, a las células de tu piel. El cacao crudo contiene flavonoides potentes que ayudan a reducir el enrojecimiento e inflamación de la piel y protegen contra los dañinos rayos UV.

El cacao crudo contiene cafeína que puede mejorar la circulación sanguínea dérmica, reducir el enrojecimiento y las líneas finas, y rejuvenecer la piel.

Elige un polvo de cacao crudo de buena calidad, no cacao elaborado a partir de cacao tostado, que contiene menos antioxidantes y nutrientes.

Leer más:  Los mejores beneficios de usar champú de agua de arroz

La cafeína en los granos de café también ayuda a aliviar la hinchazón y la rojez y puede mejorar el tono capilar.

Avena

La avena es un fabuloso potenciador natural de la belleza. Ya sea que estés disfrutando de la avena en tu papilla o usándola tópicamente, este súper alimento para la piel proporciona muchos beneficios para la salud de tu tez.

La avena tiene la capacidad de calmar y aliviar varias irritaciones de la piel cuando se aplica tópicamente. Los baños de avena pueden ser muy beneficiosos para aliviar condiciones de la piel irritada, con picazón e inflamada, como la dermatitis, las quemaduras solares, la varicela y las picaduras de mosquitos.

La avena también es un fabuloso exfoliante suave, que ayuda a eliminar el exceso de aceite y suciedad de los poros, así como a prevenir la piel obstruida y los brotes. Cuando la avena se aplica tópicamente, puede ayudar a mejorar la hidratación de la piel debido a su alta concentración de beta-glucanos.

La avena es muy suave para la piel y es ideal para todos los tipos de piel, incluida la piel sensible, irritada y propensa al acné.

Té verde

Los científicos están descubriendo los diversos beneficios de usar té verde tópicamente en la piel. El té verde es rico en antioxidantes que protegen la piel, incluidas las vitaminas C y E, polifenoles y carotenoides.

Los estudios han demostrado que cuando se aplica té verde tópicamente, puede ayudar a promover una complexión juvenil y saludable. Se ha encontrado que sus altos niveles del polifenol epigalocatequina-3 galato (EGCG) tienen efectos antienvejecimiento, antiinflamatorios y anticancerígenos, que al aplicarse tópicamente pueden reducir la inflamación y el riesgo de envejecimiento prematuro y cáncer de piel.

Ácidos de frutas

Los ácidos alfa hidroxi, conocidos como ácidos alfa hidroxiácidos, se remontan a los antiguos egipcios, con Cleopatra usando leche agria, que contiene ácido láctico, como un producto de belleza rejuvenecedor para la piel. Hoy en día, los ácidos alfa hidroxi se agregan comúnmente a una variedad de productos de belleza diferentes, incluyendo limpiadores, tónicos y humectantes.

Los ácidos alfa hidroxi se derivan de frutas y azúcares de la leche, que incluyen ácidos glicólicos (caña de azúcar), ácidos lácticos (leche), ácido málico (manzanas y peras), ácido cítrico (limones y naranjas) y ácido tartárico (uvas).

Los ácidos alfa hidroxi son exfoliantes altamente efectivos que rejuvenecen la piel al promover la eliminación de células viejas y da