Mejorar la salud ósea y prevenir la osteoporosis

0
315

huesos de la muñeca

La osteoporosis es una afección médica que hace que los huesos se vuelvan delgados y quebradizos. Perdemos masa ósea a medida que envejecemos, pero tener osteoporosis no es una parte normal del envejecimiento. Una víctima no sentirá síntomas en la mayoría de las condiciones hasta que se rompa un hueso. Un hueso roto en la columna vertebral es la manifestación más común de la osteoporosis.

Por otro lado, una fractura de cadera puede ser la más grave y riesgosa. Podría conducir a quedar discapacitado y podría necesitar cirugía. Sin embargo, muchos pacientes requerirían atención de enfermería especializada en un centro de atención a largo plazo después de la cirugía.

Comprender la salud ósea

Los huesos son la estructura del cuerpo humano, protegen nuestros órganos, proporcionan un entorno para crear médula ósea y almacenar minerales.

Dadas estas funciones cruciales, mantener la salud de nuestros huesos es primordial. Varios factores afectan directamente la salud ósea. Si tiene antecedentes familiares de osteoporosis o huesos rotos, es fundamental que se haga una prueba, ya que la genética puede desempeñar un papel en su riesgo de osteoporosis.

La edad también afecta significativamente la salud ósea. A medida que envejecemos, la capacidad de nuestro cuerpo para absorber calcio disminuye, lo que puede contribuir a la pérdida ósea. Además, los cambios hormonales que ocurren con la edad pueden reducir la producción de testosterona y estrógeno, que juegan un papel crucial en el mantenimiento de la densidad ósea.

Leer más:  Lo que necesita saber sobre el uso de la terapia con vitaminas IV

Seguro de Salud para la Salud Ósea

Tenemos varios recursos a considerar si queremos asegurarnos de que estamos tomando las medidas necesarias para preservar nuestra salud ósea.

El seguro integral de salud es una de estas opciones. Al obtener una cotización de Assurance IQ, por ejemplo, puede identificar opciones de cobertura para afecciones relacionadas con los huesos, como la osteoporosis. Proporciona una forma de explorar posibles vías de apoyo.

Sin embargo, es igualmente importante comparar múltiples opciones de seguro y consultar con un profesional de la salud. Esto asegura que el plan de seguro elegido satisfaga mejor sus necesidades específicas.

Nutrición para huesos fuertes

Una dieta completa puede ayudar a mantener la densidad ósea y prevenir la osteoporosis. Comer una variedad de frutas y verduras es beneficioso, pero ciertos minerales y nutrientes son especialmente importantes.

  • Calcio: Los productos lácteos brindan una rica fuente de calcio, pero también puede encontrarlo en nueces, semillas, frijoles y soya. Si tiene dificultades para incluir suficientes de estos alimentos en su dieta, se pueden considerar los suplementos de calcio en dosis bajas bajo consejo médico.
  • Vitamina D: Esta vitamina ayuda al cuerpo a absorber el calcio y regular los niveles de calcio y fósforo en la sangre. La vitamina D se puede sintetizar a través de la exposición a la luz solar, pero la exposición excesiva podría provocar cáncer de piel. Los suplementos de vitamina D pueden ser una buena alternativa, ya que solo unos pocos alimentos contienen vitamina D de forma natural.
  • Proteína: La ingesta adecuada de proteínas es esencial para mantener la salud de los huesos, contribuyendo tanto a la flexibilidad como a la fuerza de los huesos. Puede encontrar proteínas en los productos lácteos, carnes como la res, las aves y el cerdo, y alternativas como el tofu, los frijoles, las lentejas y los cacahuates.
Leer más:  Guía para principiantes sobre el aceite de CBD: lo que debe saber

Ejercicio para huesos más fuertes

La actividad física regular puede beneficiar significativamente la salud ósea. Los ejercicios de levantamiento de pesas y de entrenamiento de fuerza mejoran la densidad ósea y ayudan a prevenir la osteoporosis.

Los ejemplos de ejercicios con pesas incluyen bailar, caminar, máquinas de entrenamiento elípticas, subir escaleras y ejercicios aeróbicos de bajo impacto.

Los ejercicios de entrenamiento de fuerza, como el uso de pesas libres, también pueden contribuir a la salud de los huesos y ayudar a mantener una buena postura al fortalecer los músculos de la columna.

Opciones de estilo de vida y salud ósea

Unos pocos cambios en su estilo de vida pueden marcar la diferencia en la salud ósea. Varios factores del estilo de vida, como fumar y el consumo excesivo de alcohol, pueden aumentar el riesgo de desarrollar osteoporosis.

Leer más:  ¿Planea obtener dentaduras postizas? 7 beneficios sorprendentes que debes conocer

El humo del cigarrillo produce una gran cantidad de radicales libres que atacan las defensas naturales del cuerpo, lo que aumenta la descomposición del estrógeno y contribuye potencialmente a la pérdida ósea.

El consumo excesivo de alcohol puede alterar el equilibrio de calcio del cuerpo e impedir la producción de vitamina D, esencial para la absorción de calcio, lo que lleva a la pérdida ósea.

Además, llevar un estilo de vida sedentario puede contribuir a una pérdida ósea acelerada. Se ha demostrado que las actividades físicas regulares, como trotar, andar en bicicleta y levantar pesas, mejoran la salud ósea general al promover la masa y la densidad ósea.

Conclusión

Comprender la osteoporosis y los factores que contribuyen a su desarrollo puede ayudarlo a evitar tales afecciones médicas. Si bien es cierto que la osteoporosis es común entre los adultos mayores, se recomienda comenzar a cuidar la salud de sus huesos mientras es joven.

Siguiendo los consejos que hemos cubierto aquí, esperamos que pueda comenzar a hacer algunos ajustes en su estilo de vida y marcar la diferencia, lo que le conducirá a una salud ósea sostenible.