Un neurocientífico revela cómo detectar los síntomas de la ansiedad y ayudar a controlar la mente

0
322

Neurocientífico revela cómo detectar síntomas de ansiedad y qué puede ayudar a manejar tu mente PRINCIPAL

Desde mariposas en el estómago hasta cambios en el apetito, algunos síntomas de ansiedad son más evidentes que otros. La renombrada neurocientífica Dra. Caroline Leaf revela los síntomas a tener en cuenta y qué puede ayudar a manejar tu mente

La ansiedad es una señal de advertencia emocional, una respuesta humana saludable y natural al estrés o cualquier amenaza percibida que puedas enfrentar, ya que es una energía que nos ayuda a “agudizar nuestras facultades mentales”.

La ansiedad se experimenta como una sensación de malestar, preocupación o incluso miedo, que puede variar en intensidad desde leve hasta grave. Esta sensación también se refleja en nuestro cuerpo de diversas formas, como dolores de estómago, palpitaciones cardíacas, entre otros.

Si bien es normal y beneficioso experimentar ansiedad ocasionalmente en respuesta a situaciones específicas, como una entrevista de trabajo o un examen importante, cuando la ansiedad no se gestiona, puede convertirse en un problema para muchas personas si se vuelve persistente e interfiere con la vida cotidiana.

La ansiedad se experimenta como una sensación de malestar, preocupación o incluso miedo

Comienzo diciendo que la ansiedad es una condición compleja que puede afectar a personas de todas las edades y géneros. Sin embargo, cuando se trata de la investigación, existen algunas diferencias potenciales.

Este año, el British Journal of Psychiatry (2021) realizó un estudio sobre la ansiedad en el lugar de trabajo y encontró que las mujeres tienen más probabilidades de experimentar síntomas de ansiedad que los empleados varones.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que hay una brecha significativa en la investigación con respecto a los hombres y la ansiedad, y los hallazgos de la investigación pueden verse afectados por factores biológicos, psicológicos y socioculturales, que pueden variar de una persona a otra.

Algunas investigaciones sugieren que los niños o jóvenes menores de 18 años tienen más probabilidades de desarrollar ansiedad. La investigación realizada por el Instituto Nacional de Salud Mental ha demostrado que el 31,9 por ciento de los adolescentes entre 13 y 18 años se ven afectados por la ansiedad.

Los factores que contribuyen a la ansiedad en los niños pueden ser el entorno familiar, las presiones sociales, el estrés académico y las experiencias traumáticas. Esto lleva a un mayor riesgo de tener un bajo rendimiento escolar y perder experiencias importantes de la vida.

mujer sintiendo ansiedad.jpg

¿Cuáles son los principales síntomas de la ansiedad?

Si crees que puedes estar experimentando síntomas de ansiedad, el primer paso es ser consciente de tus síntomas físicos. Es esencial sintonizar lo que tu cuerpo está tratando de decirte, ya que tu cuerpo refleja lo que está sucediendo en tu mente.

Cuando estás fuera de equilibrio debido a la ansiedad, tu cuerpo te dará señales de advertencia como dolores de cabeza intensos, ataques de ansiedad, cambios en el apetito o dificultades para dormir. A veces, tu corazón puede sentirse dolorido debido al exceso de sustancias químicas de estrés que circulan por tu cuerpo.

Leer más:  Las 10 mejores afirmaciones para 2020

Es importante tomar nota y prestar atención a estos síntomas, no los ignores, porque cuando tu cuerpo está haciendo algo fuera de lo normal, te está enviando un mensaje de que algo en tu mente no está en equilibrio. Cuando te sintonizas con tus síntomas y notas lo que sientes, es donde puedes obtener conciencia.

La ansiedad no se limita a los síntomas mentales y físicos, también puede afectar tu comportamiento y perspectivas. Es posible que evites ciertas situaciones o lugares que desencadenen ansiedad, o que busques constantemente la validación de los demás. También puedes percibir la vida como abrumadora, lo que puede afectar tu estado de ánimo.

La ansiedad no se limita a los síntomas mentales y físicos, también puede afectar tu comportamiento y perspectivas

Por lo tanto, la ansiedad puede manifestarse como problemas gastrointestinales, como dolores de estómago, náuseas o síndrome del intestino irritable, por mencionar algunas enfermedades relacionadas con el estilo de vida. También puede afectar tu concentración y memoria, lo que dificulta enfocarse en tareas o recordar detalles.

Es importante tener en cuenta que la ansiedad es una señal de advertencia emocional que generalmente tiene otras emociones asociadas, como la depresión o la frustración, ya que las emociones tienden a trabajar en conjunto. Y estas, a su vez, se reflejan en tus señales de advertencia comportamentales, por ejemplo, puedes sentirte irritable, tenso o fácilmente asustado.

Algunas personas incluso pueden experimentar un cambio en sus señales de advertencia de perspectiva, que van de la mano con las emociones y comportamientos, como una sensación de peligro o fatalidad inminente, incluso cuando no hay una amenaza objetiva.

mujer teniendo palpitaciones cardíacas.jpg

¿Qué causa los sentimientos de ansiedad?

Cuando se trata de las causas comunes de la ansiedad, debemos explorar la intrincada interacción entre nuestros pensamientos, emociones, comportamientos, perspectivas y respuestas cerebrales.

En primer lugar, es esencial entender que la ansiedad puede surgir de diversas fuentes. Un factor principal en la ansiedad es un patrón de pensamiento caracterizado por pensamientos recurrentes, preocupaciones y anticipación catastrófica, también conocidos como nuestros pensamientos de “qué pasaría si” que se repiten como en una rueda de hámster.

Nuestros pensamientos moldean nuestras emociones, comportamientos y percepciones en un ciclo de retroalimentación, e influyen en la liberación de hormonas del estrés y neurotransmisores en nuestros cerebros, afectando nuestro estado de ánimo general y bienestar mental. La ansiedad gestionada tendrá una influencia positiva y la ansiedad no gestionada tendrá una influencia negativa.

Nuestros entornos y las personas en ellos pueden ser los desencadenantes de respuestas crónicas de estrés tóxico

Otra causa común de la ansiedad puede estar relacionada con experiencias y traumas pasados no gestionados y reprimidos en nuestras vidas. Cuando encontramos experiencias angustiantes o enfrentamos desafíos abrumadores, nuestra mente asocia esas experiencias con sentimientos de miedo y esto se graba en el cerebro y queda sin gestionar, creando ansiedad tóxica.

Al encontrar la raíz o raíces de tu causa(s) de ansiedad, deberás considerar múltiples factores que influyen en el contexto de tu vida.

Nuestros entornos y las personas en ellos pueden ser los desencadenantes de respuestas crónicas de estrés tóxico, como entornos de trabajo exigentes, conflictos en las relaciones o incluso un amigo negativo.

Leer más:  Encontrar la técnica correcta de meditación de atención plena

Estos factores pueden desempeñar un papel crucial en la experiencia de ansiedad y, al abrazar, procesar y reconceptualizar la ansiedad, puedes encontrar la raíz y cambiar cómo afecta tu futuro.

Con esto en mente, es importante tener en cuenta que la ansiedad es multifacética y sus causas pueden variar de una persona a otra. Al comprender estos factores subyacentes, podemos comenzar a explorar estrategias prácticas para manejar y superar la ansiedad, lo que conduce a una mente más saludable y resistente.

entorno de trabajo exigente.jpg

¿Cómo puede alguien saber si tiene ansiedad?

La ansiedad suele manifestarse a través de cuatro categorías de señales de advertencia:

  • emociones,
  • comportamientos,
  • sensaciones corporales y
  • perspectivas.

Si notas estos síntomas en tu vida diaria, es crucial ser consciente y preguntarte: ‘¿cómo te sientes?’, ‘¿qué estás haciendo?’, ‘¿cómo se siente esto en tu cuerpo?’ y ‘¿cómo influye todo esto en tu visión de la vida?’.

Luego, pregúntate por qué podrías estar experimentando estos síntomas. Explora esto escribiendo las respuestas a estas preguntas, para intentar encontrar las raíces y la historia de origen. Solo entonces podremos reconceptualizar y reconstruir el pensamiento (o pensamientos) y, por lo tanto, cambiar cómo se desarrolla en nuestro futuro.

Sentirse abrumado, estresado y temeroso es una respuesta común a situaciones desafiantes. Si bien es posible que no siempre controlemos las circunstancias de la vida, podemos cambiar cómo las percibimos y estar capacitados para seguir adelante.

¿Qué tratamientos ayudan con la ansiedad?

Buscar ayuda profesional para la salud mental es importante. Sin embargo, también hay numerosas acciones que podemos tomar como individuos para mejorar nuestro bienestar mental junto con esto, lo que puede ser empoderador.

Aunque puedas no sentirte poderoso cuando tienes ansiedad, es crucial reconocer que hay mucho que puedes hacer por ti mismo para ayudar a tus pensamientos ansiosos. Todo se reduce al porqué y comprender la causa raíz de por qué las cosas están desequilibradas y por qué sentimos lo que sentimos.

La ansiedad es una señal de advertencia informativa y es el comienzo, no el final, de la investigación. Son señales que debemos explorar y gestionar, no suprimir o ignorar.

Siempre se recomienda hablar con alguien en quien confíes y te sientas cómodo. Siempre he recomendado que te rodees de personas que mejoren tu bienestar mental, no que lo perjudiquen.

Recuerda que es esencial rodearte de personas que sean buenas para tu salud mental. Toma nota de cómo te hacen sentir ciertas personas y piensa en las personas que te rodean cuando eres más feliz y auténtico. Estas son las personas con las que necesitas estar más presente, especialmente cuando te sientas ansioso o temeroso.

Ten en cuenta que establecer límites no solo es aceptable, sino necesario en la vida. Es perfectamente aceptable rechazar ciertos compromisos, es aceptable poner fin a una relación que te cause ansiedad o angustia de manera consistente. Es aceptable seguir adelante y dejar ir. ¡

Es aceptable decir no! Está bien priorizar tu propio bienestar.

Asegurarse de mover tu cuerpo tanto como sea posible a diario es vital para mantener tu bienestar mental

Muchas veces, las personas subestiman lo desafiante que puede ser la vida. Constantemente enfrentamos situaciones estresantes en el trabajo, en casa… en fin. En muchos casos, nuestras reacciones a estas situaciones pueden empeorar las cosas.

Leer más:  5 famosos con problemas de salud mental

Hoy en día, muchos de nosotros llevamos estilos de vida sedentarios y consumimos demasiadas calorías, lo que conduce a un exceso de energía. Cuando comemos más de lo que necesitamos, tendemos a inquietarnos más, alterando nuestros niveles de azúcar en la sangre y potencialmente causando ansiedad.

Comer mejor es una recomendación común para mantener una mente y un cuerpo más felices, pero es importante tener en cuenta cómo comemos, no solo nuestras calorías o qué dieta está de moda en las redes sociales. Identifica qué alimentos se adaptan a tu estilo de vida en general.

El ejercicio es medicina para el cerebro. Ya sea que estés paseando al perro o practicando deportes con amigos, cada vez que mueves tu cuerpo, estás quemando energía y mejorando tu salud mental y física.

Asegurarte de mover tu cuerpo tanto como sea posible a diario es vital para mantener tu bienestar mental. Otras recomendaciones importantes que ayudarán a reducir tu ansiedad diaria son limitar el tiempo frente a pantallas, aprovechar la luz matutina y pasar tiempo al aire libre tanto como sea posible a lo largo del día.

Estos cambios en el estilo de vida pueden parecer simples, pero muchas personas olvidan priorizar estas actividades cruciales en su vida.

Recientemente, lancé un programa de siete partes en la plataforma de transformación de vida Mindvalley, llamado Mente en calma: Un método científico para manejar la ansiedad y la depresión, que está lleno de herramientas y técnicas basadas en la investigación para ayudarte a manejar tu mente, aumentar tu resiliencia y controlar los pensamientos intrusivos y el estrés crónico.

Mi aplicación neurocycle es una forma científicamente comprobada de manejar la ansiedad y, si es necesario, de terapia.

EJERCICIO-puede-ayudar-a-manejar-la-ansiedad.jpg

¿La ansiedad desaparece por completo alguna vez?

No quieres eliminar la ansiedad por completo. Es una parte muy saludable de ser humano. La clave está en manejar la ansiedad, como he estado explicando anteriormente. Con las estrategias adecuadas de manejo mental, como mi aplicación neurocycle y los principios que explico en esta búsqueda, las personas pueden experimentar una mejora significativa en el manejo de su ansiedad y hacer que funcione a su favor.

Muchas personas pueden reducir eficazmente su ansiedad mediante diversos enfoques, que incluyen terapia, modificaciones en el estilo de vida y técnicas de manejo mental.

Recuerda que el viaje de cada persona es único. Algunas personas pueden experimentar reducciones significativas en los síntomas de ansiedad con el tiempo, mientras que otras pueden tener períodos en los que no sienten ansiedad en absoluto y luego tener brotes ocasionales.

No importa cómo sanes, hay un objetivo principal al final del túnel: desarrollar estrategias efectivas de manejo mental que revelen la resiliencia.

Nunca olvides que no estás solo. Donde va tu mente, te sigue tu vida. Una mente no gestionada conduce a un cuerpo no gestionado y se desarrollará en una vida no gestionada.